Music, my only true love

just let me hear some of that rock'n'roll music

domingo, 19 de junio de 2011

This town is the oldest friend of mine

Jamás pensó que una situación la pudiera llegar a confundir tanto. Le quedaban pocos meses en esa ciudad, en su ciudad y mientras que ese tiempo se iba agotando poco a poco, los problemas llegaban a su vida como nunca lo habían hecho antes.
De repente se encontraba con el amor en todas sus facetas y eso hacía que viviera cada día sumergida en pensamientos y en cuestiones que le parecían imposibles de resolver.
Tenía el amor incondicional, el amor que había surgido hacía tiempo y que no se había apagado, pero que a ella le resultaba imposible corresponder.
Tenía la frescura de alguien nuevo y totalmente a su disposición, ese que había llegado sin un previo aviso y que se empeñaba en permanecer con ella el resto del tiempo que le quedaba en aquella ciudad.
Y por último tenía la pasión del hombre que hacía que su corazón no parara de dar vuelcos, de las peleas y las reconciliaciones, de los celos y la impotencia, de tener que compartirlo, de los rumores y de ser la otra.
Esa desenfrenada pasión por la cual se había entregado en cuerpo y alma. Y la cual hacía que cada uno de sus pensamientos estuvieran relacionados con él.
Ella sabía que el acabaría por hacerle daño, pero hacía mucho que no sentía algo así y no quería vivir el poco tiempo que le quedaba sin sentirlo cada día.
No sabía que tenía que elegir. No sabía si debía elegir aquello que era sereno y sin problemas o si debía escoger la pasión que le aportaba ESE hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada