Music, my only true love

just let me hear some of that rock'n'roll music

martes, 30 de noviembre de 2010

even though I know I shouldn't

Esas palabras del metro de Madrid fueron las que me sonaban a él. Las leía y mientras, oía su voz en mi cabeza. Parecían sacadas de su puño y letra. Hablaban de nuestra ciudad, de las putas y de la alegría con ese tinte te tristeza tan propiamente suyo. Hablaban de muchas cosas en tan sólo unas pocas líneas. Hablaban de nosotros. 
Pero al leerlas también brotaron sus palabras de traición. Esas palabras nunca dichas que tanto me lastimaron. Esas verdades ocultas que al fin y al cabo no son más que mentiras. Esas noches sin pegar ojo deseando que pase algo que desde el principio él sabía que era imposible. Esas que me esperanzaron , me subieron a la cumbre más alta para después dejarme caer desde la cima y estrellarme contra el suelo. 
Próxima estación: Plaza de España. Estación que hace que vuelva a la realidad. Me bajo y contemplo el mundo que me rodea. Meto las manos en mis bolsillos, hace demasiado frío. Me  encuentro con todas las verdades nunca dichas que algún día me dieron el calor ansiado, no sólo las suyas, las de todo el mundo, y sigo mi camino. Porque al final son todo palabras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada